Rebelión

Las cooperativas eléctricas advierten que no pueden trasladar los aumentos de tarifas.“No es que no quieran, no pueden pagar”, dijo el representante de la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE).

 

La Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas, que agrupa a 240 distribuidoras de todo el país y atienden a cuatro millones de hogares a lo largo del país, advirtió que los aumentos del servicio ya acumulan una suba del 1700 por ciento en los últimos años y que la gente no podrá pagarlos: “no habrá dinero para pagar”.

“Las cooperativas sufrimos un alto grado de falta de pago por parte de los usuarios por los aumentos de estos últimos años y con este nuevo incremento dispuesto por Cammesa tendremos aun más morosidad”, señaló ayer José Bernardo Álvarez, presidente de la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE).

La crítica de estas entidades tiene otro color porque en su momento apoyaron el proceso de quita de subsidios eléctricos, pero ahora consideran que los tarifazos se fueron de cauce. “Acompañamos en su momento el sinceramiento de las tarifas propuesto por el Gobierno. Un 700, 800 por ciento podría ser algo razonable. Pero con este incremento nuestra tarifa queda un 1800 por ciento por encima de marzo de 2016. Ya no es posible trasladar nuevos aumentos a los usuarios”, plantea Carlos Ciapponi, presidente de la Cooperativa de Agua, Luz y Fuerza (CALF).

Críticas

“Estamos financiando a nuestros usuarios, que no es que no nos quieren pagar sino que no pueden. No es una cuestión de rebeldía, es que no va a haber el dinero para pagar la energía. No estamos proponiendo la desobediencia sino planteando la preocupación por la posibilidad de incurrir en falta de pago por los elevados costos de la energía mayorista”, indicó Ricardo Airasca, coordinador de la Comisión de Política Energética y Tarifaria de FACE.

Las cooperativas criticaron la política del Gobierno nacional de favorecer a las dos megadistribuidoras eléctricas del área metropolitana de Buenos Aires, Edenor y Edesur. “Nosotros sentimos que no somos mirados con la misma vara. Para Edenor y Edesur hay perdón para no pagar sus deudas por las dificultades del congelamiento tarifario. Pero para nosotros era igual de injusto y no nos perdonaron nada. Es más, nos cobran intereses desmesurados”, dijo Álvarez, titular de la FACE. (Fuente: Página 12)

Imprimir Correo electrónico

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates